Capítulo I. 1. Los riders: de la presunción de laboralidad a la sanción penal (TOL9.820.938)

Feb 9, 2024

CAPÍTULO I. DERECHO INDIVIDUAL I. LOS RIDERS: DE LA PRESUNCIÓN DE LABORALIDAD A LA SANCIÓN PENAL"Esa remercantilización del trabajo implica, claro es, que el Derecho del Trabajo esté de sobra o, al menos moleste en su dimensión tradicional y se intente que pierda o se reduzca tanto su elemento tuitivo que ya no sea un elemento clave en el Estado Social"Carlos L. Alfonso Mellado11. El carácter subordinado del trabajo de los ridersPara comprender las circunstancias que han determinado las últimas reacciones del legislador, en particular introduciendo un nuevo tipo penal en relación con los llamados riders, es necesario recordar brevemente los antecedentes administrativos, judiciales y legales, así como las reacciones adoptadas por algunas empresas a resultas de ellos. Recordar, ante todo, que con el término riders nos estamos refiriendo a los distribuidores de mercancías, habitualmente con uso de bicicletas o vehículos pequeños, que reciben los encargos, órdenes y son controlados a través de aplicaciones digitales en sus teléfonos móviles.La situación de los riders constituye un supuesto típico donde se trabaja de manera indiscutible en régimen de subordinación, que debe regirse, por tanto, por la legislación laboral a todos los efectos. Por mucho que las nuevas formas de trabajo realizadas con uso de las tecnologías digitales aparentemente pueden hacer pensar que estos empleos se realizan con dosis superiores de autonomía, lo cierto es que la capacidad de ejercicio de los poderes directivos y de control prototípicos del trabajo subordinado es muy superior a la que corresponden hoy en día a los trabajos no digitalizados. En efecto, por lo que se refiere al ejercicio de los poderes directivos, a través de los programas informáticos que necesariamente tienen que manejar este tipo de trabajadores, se establecen indicaciones muy precisas respecto a las tareas que se deben realizar, el modo de efectuar el trabajo hasta el mínimo detalle, los sucesivos encargos de trabajo que se realizan, el tiempo de efectuarlo, la calidad del resultado, etc. Por lo que se refiere a los poderes de control, no cabe la menor duda de que el trabajo donde se reciben los encargos a través de una plataforma digital, más si lo es a través de una aplicación en red, permite un control pleno del trabajo que está realizando el trabajador, del modo como lo hace, de su intensidad de dedicación, así como del preciso momento de entrega. Incluso es habitual que al propio cliente del servicio pueda pedírsele por la propia empresa a través de la plataforma una valoración del servicio prestado por el rider. El hecho de que todo ello, tanto por lo que se refiere al poder de dirección como a las facultades de control, se pueda materializar a través de procesos automatizados, a través del uso de algoritmos y, en definitiva, de la inteligencia artificial, no elimina el origen último tanto de las órdenes como de la vigilancia que se lleva a cabo, desde el momento en que quien decide el contenido de esos procesos automatizados, quien los controla y quien los gestiona es la propia empresa para la que se trabaja. Es cierto también que pueden existir otros aspectos tradicionalmente presentes en el trabajo subordinado que ahora resultan menos decisivos para el empleador, como pueden ser los relativos al lugar donde se realiza el trabajo, el tiempo de ejecución y similares, pero su ausencia se debe exclusivamente al hecho de que la capacidad empresarial de ejercer sus poderes directivos y de control con las tecnologías digitales las hace innecesarias; su ausencia lo es porque al empleador ya le resultan en la práctica irrelevantes o bien no le resultan útiles a los efectos de mantener al trabajador dentro de su esfera de organización y gestión del trabajo. Más aún, algunas de ellas se efectúan en beneficio de la empresa e intentando trasladar ciertos riesgos de la operación al trabajador, que cada vez son más extendidos en el ámbito de las relaciones laborales, sin por ello eliminar ni reducir lo más mínimo el elemento que al final resulta el más decisivo como es el de la subordinación.A pesar de todo lo anterior, en los momentos iniciales de extensión . . .

¿Quiere leer el artículo completo?
¿Ya tiene cuenta?Iniciar sesión
Cree su cuenta sin costeRegistrarme

Si usted es cliente Prime, puede leer el dossier completo dentro de la platafoma

Acceder

Últimas novedades publicadas

Utilización de audios sin autorización del emisor. Mi clienta esta separada y aun no presentado la solicitud de medidas para la guarda y custodia del hijo menor. En la acutalidad dispone de unos audios enviados por la madre de uno de los compañeros de su hijo, en el que ésta le manifiesta que el padre ha recogido al menor en estado de enfriaguez, llegando a coger el coche con el menor. Audios que queremos utilizar por malos tratos referidos por el padre hacía el hijo menor al que cada dos por tres reprede con cojellas y cachetes ¿podríamos utilizar esos audios que le han sido enviados a mi clienta a pesar de que la persona que los grabo no quiere declarar ni que los utilicemos judicialmente alegando el interés superior del menor?¿Y el uso de ese audio podría llevar alguna responsabilidad tanto para letrada que lo aporta como la clienta? (TOL10.081.997)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,PENAL Consulta | 0 Comments

TAS5920Re: Utilización de audios sin autorización del emisorPor lo que manifiesta, entendemos que esos audios se remiten a su clienta por quien ha visto como estaba el...

Despido colectivo. Conforme a la doctrina de la sala IV, sobre la unidad de referencia y el cómputo de los umbrales del despido colectivo del artículo 51 ET, el despido de los 11 trabajadores del centro de trabajo no alcanza los umbrales numéricos del artículo 51 ET, al tener la empresa más de 2000 trabajadores. Tampoco el hecho de que se haya procedido a la extinción de todos los contratos de trabajo del centro de trabajo supone que se esté en presencia de un despido colectivo, puesto que el artículo 51.1 ET se refiere en estos casos a la cesación total de la «actividad empresarial», no del centro de trabajo (SSTS 506/2017, de 13 de junio, rec. 196/2016; 771/2017, de 10 de octubre, rec. 86/2017; y 669/2019, de 26 de septiembre, rec. 143/2018). En consecuencia, se confirma la sentencia de la Sala de lo Social recurrida que declaró su falta de competencia objetiva. – Tribunal Supremo – Sala Cuarta – Sección Primera – Jurisdicción: Social – Sentencia – Num. Res.: 923/2024 – Num. Proc.: 19/2024 – Ponente: IGNACIO GARCIA-PERROTE ESCARTIN (TOL10.081.661)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,LABORAL Jurisprudencia | 0 Comments

CASACION núm.: 19/2024 Ponente: Excmo. Sr. D. Ignacio Garcia-Perrote Escartín Letrado de la Administración de Justicia: Ilmo. Sr. D. Alfonso Lozano De Benito TRIBUNAL...

Real Decreto 612/2024, de 2 de julio, por el que se modifica el Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo (TOL10.077.619)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,LABORAL Legislación | 0 Comments

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS. I La Directiva 90/394/CEE del Consejo, de 28 de junio de 1990, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con...

Antigüedad en organismo público. Se discute si debe tenerse en cuenta el tiempo anteriormente trabajado en una empresa pública. Si el Convenio Colectivo ordena el cómputo de los servicios prestados en cualquier administración a efectos de trienios, deben computarse los periodos trabajados en empresas públicas. – Tribunal Supremo – Sala Cuarta – Sección Primera – Jurisdicción: Social – Sentencia – Num. Res.: 902/2024 – Num. Proc.: 1274/2023 – Ponente: Sebastián Moralo Gallego (TOL10.075.499)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,LABORAL Jurisprudencia | 0 Comments

UNIFICACIÓN DOCTRINA núm.: 1274/2023 Ponente: Excmo. Sr. D. Sebastián Moralo Gallego Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Sagrario Plaza Golvano...

Contrato de arrendamiento de obra entre un consumidor y un profesional. Resultado defectuoso. No infringe el principio de relatividad de los contratos (art. 1257 CC) la declaración de corresponsabilidad del instalador y el fabricante, cuando éste garantizaba el objeto de la obra (una piscina de fibra de vidrio). – Tribunal Supremo – Sala Primera – Sección Primera – Jurisdicción: Civil – Sentencia – Num. Res.: 905/2024 – Num. Proc.: 3545/2019 – Ponente: Pedro José Vela Torres (TOL10.081.591)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,PRIVADO Jurisprudencia | 0 Comments

T R I B U N A L S U P R E M O Sala de lo Civil Sentencia núm. 905/2024 Fecha de sentencia: 24/06/2024 Tipo de procedimiento: CASACIÓN Número del procedimiento:...

Consulta número: V3268-23. El Ayuntamiento consultante satisface a su personal laboral y funcionario determinadas ayudas correspondientes a gastos o tratamientos médicos no cubiertos por el sistema público de salud.Cuestión Planteada: Tratamiento fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de dichas ayudas.Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (TOL9.867.643)

by | Jul 13, 2024 | Boletín novedades,FINANCIERO-TRIB. Consulta | 0 Comments

CONTESTACIÓNEl artículo 17.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los...