Capítulo I Reducción de la jornada de trabajo como medida para mejorar las condiciones de seguridad y salud (TOL9.787.701)

Ene 18, 2024

Capítulo IReducción de la jornada de trabajo como medida para mejorar las condiciones de seguridad y salud1. CONSIDERACIONES GENERALESDurante el desarrollo industrial los obreros realizaban jornadas extenuantes que, junto con otros factores, como faltas de medidas de seguridad e higiene, provocaban serios riesgos para la seguridad y salud de las personas trabajadoras. Se puede afirmar que no existía normativa relativa al cuidado y atención hacia la seguridad y salud en el trabajo. Pero, con el transcurrir de los años la acción reivindicativa de las agrupaciones obreras no tardó en llegar. En este sentido cabe destacar la I Internacional que se celebró en Ginebra en 1866, donde se decidió luchar por una jornada laboral diaria de ocho horas. Veinte años más tarde, el 1 de mayo de 1886, los trabajadores de Chicago (Estados Unidos) convocaron una huelga para pedir la reducción de la jornada laboral. A lo largo de la formación de la legislación laboral se observa un proceso de progresiva acotación y limitación de los tiempos de trabajo, acompañado del reconocimiento expreso de tiempos de descanso cada vez más amplios. En cualquier caso, y como se verá, la limitación de la jornada de trabajo será uno de los grandes empeños de la legislación laboral debido a la necesidad de mejorar la salud y calidad de vida de las personas trabajadoras, y al cabo de un proceso difícil, logrará resultados tangibles en las primeras décadas del siglo XX1.La norma suprema de nuestro ordenamiento jurídico (artículo 40.2 recoge expresamente que "los poderes públicos velarán por la seguridad y salud en el trabajo") junto con las directivas europeas, entre las que cabe destacar la Directiva del Consejo, de 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo, garantiza unas normas mínimas de seguridad y salud para todas las personas trabajadoras. La citada Directiva fue objeto de trasposición al Derecho español a través de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (en adelante, LPRL). La limitación de la duración del tiempo de trabajo junto con la aparición de las primeras normas en materia de seguridad y salud han supuesto una mejora en las condiciones generales de seguridad y salud de las personas trabajadoras.El impacto negativo que tiene sobre la salud la realización de jornadas laborales extenuantes y la inadecuada organización y distribución de las horas de trabajo comenzó a estudiarse prácticamente desde los inicios del desarrollo industrial2. En la actualidad, los estudios realizados sobre la relación entre las largas jornadas de trabajo (más de ocho horas/día o cuarenta horas/semanales) y la salud han evidenciado que existe conexión directa entre la exposición a largas jornadas de trabajo y los riesgos asociados a la seguridad y salud de las personas trabajadoras3. Incluso desde instancias comunitarias, se alerta que múltiples estudios llegan a la conclusión de que las largas jornadas de trabajo pueden aumentar las muertes por enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Además, se advierte que las nuevas tecnologías de la información y comunicación, así como la flexibilidad laboral han incrementado la tendencia a trabajar muchas horas, difuminándose los límites entre tiempo de trabajo y tiempo de descanso4.Pero, las jornadas extenuantes no solo provocan un impacto perjudicial sobre la salud, también influyen en los comportamientos de las personas trabajadoras que adquieren hábitos contraproducentes e insanos como por ejemplo el consumo excesivo de alcohol o el tabaco; comportamientos que a la larga originan un deterioro de su salud. Junto a estas sustancias habría que añadir el consumo de otras menos cotidianas pero cada vez más usuales como antidepresivos, ansiolíticos o somníferos con el fin de alcanzar el descanso, así como otras sustancias que estimulan el sistema nervioso para que el trabajador cuente con la energía suficiente para poder desempeñar sus cometidos laborales5. En este sentido, se ha demostrado que el exceso de tiempo de trabajo origina estados depresivos, ansiedad y trastornos del sueño que entrañan riesgos para el equilibrio psicológico y mental de las personas trabajadoras. De hecho, en . . .

¿Quiere leer el artículo completo?
¿Ya tiene cuenta?Iniciar sesión
Cree su cuenta sin costeRegistrarme

Si usted es cliente Prime, puede leer el dossier completo dentro de la platafoma

Acceder

Últimas novedades publicadas

Ley 1/2024, de 7 de junio, por la que se regulan las enseñanzas artísticas superiores y se establece la organización y equivalencias de las enseñanzas artísticas profesionales (TOL10.039.209)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PUBLICO Legislación | 0 Comments

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS. FELIPE VI REY DE ESPAÑA A todos los que la presente vieren y entendieren. Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la...

TS: Usurpación de funciones públicas y cohecho (Caso Canicas). Entrada y registro: La sentencia recuerda la doctrina jurisprudencial recaía en torno a esta injerencia y considera que, aun siendo sucinto el auto judicial, cumple con el estándar de constitucionalidad.Delito de usurpación de funciones públicas. Se analizan los presupuestos típicos de ese delito y se considera que la conducta enjuiciada no cumple con dichos presupuestos dado que no hubo una pluralidad de actos ni los actos realizados pueden ser considerados como propios de una autoridad.Delito de cohecho: En cuanto al delito de cohecho se precisa que la dádiva retribuya un acto relacionado con las funciones oficiales y en este caso, en que se declara probado que el funcionario conocía que no se iba a realizar un acto oficial, un servicio de escolta, y que todo era un montaje, la conducta desplegada tampoco es típica. – Tribunal Supremo – Sala Segunda – Sección Primera – Jurisdicción: Penal – Sentencia – Num. Res.: 441/2024 – Num. Proc.: 471/2022 – Ponente: EDUARDO DE PORRES ORTIZ DE URBINA (TOL10.032.905)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PENAL Jurisprudencia | 0 Comments

T R I B U N A L S U P R E M O Sala de lo Penal Sentencia núm. 441/2024 Fecha de sentencia: 22/05/2024 Tipo de procedimiento: RECURSO CASACION Número del procedimiento:...

Real Decreto 568/2024, de 18 de junio, por el que se crea la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública (TOL10.042.326)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PUBLICO Legislación | 0 Comments

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS. La Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, define la vigilancia en salud pública como el conjunto de actividades destinadas a...

Demanda de responsabilidad civil profesional contra abogado (TOL2.549.861)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PRIVADO Formulario | 0 Comments

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [...]Don [...] Procurador de los Tribunales y de Don [...] según designa "apud acta", ante el Juzgado comparezco y como mejor en...

Para evaluar los efectos favorables que pudieran derivarse de la entrada en vigor de la ley intermedia no puede prescindirse de la pena resultante de la acumulación jurídica prevista en el artículo 76 CP de todas las penas impuestas. De tal modo, aun cuando la aplicación de la ley intermedia pudiera comportar la rebaja de algunas de las distintas penas puntuales impuestas, si ello no comporta una reducción de la pena efectiva acumulada que el penado debe cumplir no puede considerarse ley más favorable. Su aplicación supondría, como consecuencia de la necesidad de aplicar el bloque normativo, la fijación de penas complementarias del artículo 192 CP, aumentando el contenido aflictivo de la condena impuesta. – Tribunal Supremo – Sala Segunda – Sección Primera – Jurisdicción: Penal – Sentencia – Num. Res.: 472/2024 – Num. Proc.: 10302/2023 – Ponente: Javier Hernández García (TOL10.032.675)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PENAL Jurisprudencia | 0 Comments

T R I B U N A L S U P R E M O Sala de lo Penal Sentencia núm. 472/2024 Fecha de sentencia: 23/05/2024 Tipo de procedimiento: RECURSO CASACION (P) Número del...

Urbanismo: Se anula el plan que aprobó los ejes verdes de la calle Comte Borrell de Barcelona. Se condena al Ayuntamiento a reponer en su ser y estado, tal y como los define el PGM de 1976, el vial y el cruce afectados por el acto administrativo. Se aprecia que bajo la apariencia de lo que el Ayuntamiento de Barcelona denomina un»Proyecto Ejecutivo de obra ordinaria» se encubre una actuación urbanística transformadora de la red viariadel Eixample, que por ello hubiera debido eventualmente tramitarse y, en su caso, aprobarse mediante unaModificación Puntual del Plan General Metropolitano; y al no haberse hecho así, el Acuerdo aprobatorio dedicho Proyecto Ejecutivo de obra ordinaria es nulo de pleno Derecho lo que obvia a analizar las impugnacionesrealizadas por la actora con carácter subsidiario y a los efectos meramente dialecticos. – Juzgado de lo Contencioso-Administrativo – Sección Decimoquinta – Jurisdicción: Contencioso-Administrativo – Sentencia – Num. Res.: 151/2024 – Num. Proc.: 295/2022 – Ponente: Ana Suárez Blavia (TOL10.013.579)

by | Jun 21, 2024 | Boletín novedades,PUBLICO Jurisprudencia | 0 Comments

Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 15 de BarcelonaAvenida Gran Via de les Corts Catalanes, 111, edifici I - Barcelona - C.P.: 08075TEL.: 935548417FAX:...